lunes, 8 de abril de 2013

DATOS CURIOSOS DE LA NATURALEZA


LOS SECRETOS DE LA NATURALEZA

 



¿Por que mueren la abejas cuando pican?


La utilidad del aguijón de la abeja es, a su modo, exactamente igual a la de los pelos picantes de las ortigas. El aguijón es un tubo finísimo y muy agudo por el cual, al picar la abeja, pasa una gota de materia venenosa.
Las abejas que pican son las obreras, es decir, las que trabajan en las colmenas. Sucede lo mismo con las avispas. Estos insectos pueden picar tan sólo una vez, pues la punta que tanto nos molesta, al ser picados, no puede separarse del aguijón, que, al clavarlo, se desprende del cuerpo del animal, por cuya causa queda el insecto tan lastimado que no tarda en morir. En consecuencia, la abeja pica solamente cuando se ve en situación desesperada.
Este caso de la picadura de la abeja es verdaderamente interesante. La abeja tiene, pues, para su defensa, un arma que sólo puede manejar con resultado si se causa la muerte a si misma, y que más que arma ofensiva es defensiva y utilizable sólo en casos de extrema necesidad.












 Un desierto lleno de lagos 

Desde la perspectiva actual, es fácil imaginar la dificultad para entender que un paisaje desierto, árido, sin lluvias, y dominado por mega dunas de arena, esté salpicado de lagos que se mantienen durante siglos de un modo inverosímil. Alguien decidió bautizar a tal desierto, como Badain Jaran, algo así como el desierto de los “lagos misteriosos”. 

El desierto Badain Jaran se encuentra al norte de China, en la Región Autónoma de Mongolia Interior. El desierto, posee una característica única: es el hogar de algunas de las dunas fijas más altas del mundo, y entre ellas, lagos relativamente grandes. Las dunas además, se mantienen húmedas en su interior, lo que explica su resistencia a la erosión del viento. 

 

Las lluvias sólo alcanzan los 40 mm anuales, por lo que es imposible que sirvan para sustentar el nivel del agua en los lagos. El misterio se ha resuelto con solvencia no hace muchos años: los lagos emergen de las fuentes de agua subterránea que fluyen desde las montañas a cientos de kilómetros de distancia: los montes Qilian, a unos 
 kilómetros de distancia. Algo así como un gigantesco río subterráneo que no tiene otra opción que atravesar el desierto. 

El resultado es un magnífico desierto salpicado de lagunas. 

Mientras que algunos lagos son de formación reciente, otros antiguos poseen una elevada salinidad. Las vistas son imponentes si consideramos que algunas de las dunas que rodean los lagos, pueden alcanzar los 500 metros de altura. En un caso similar, y hace un tiempo, conocíamos un paisaje de médanos que se inunda en el norte de Brasil. Aunque en Badain Jaran, todo parece más extraño.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada